TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

MIÉRCOLES 3 Y 4
MIÉRCOLES 28 DE JUNIO DE 2017       10:43 PM      

Canonización de los Niños Mártires, un don para la Iglesia afirma el nuevo Obispo de Tlaxcala PDF Imprimir E-mail
Redacción   
Lunes, 19 de Junio de 2017 07:15

20170619_081243

En entrevista para Desde la fe, semanario de la arquidiócesis de México, el P. Julio César Salcedo aseguró que haber sido nombrado por el Papa como Obispo de esta Iglesia particular, en vísperas de la canonización de los Niños Mártires, es un signo palpable del Señor, al que hay que saber responder.

Tras casi un año de espera, Santa Sede finalmente dio a conocer que el Papa Francisco ha nombrado Obispo de la Diócesis de Tlaxcala al P. Julio César Salcedo Aquino, quien ahora desempeñará las funciones que estuvieron a cargo de Mons. Francisco Moreno Barrón hasta junio de 2016, cuando fue enviado por el Santo Padre a dirigir la Arquidiócesis de Tijuana. En entrevista para Desde la fe, el P. Julio César Salcedo nos habla de su impresión al recibir la noticia de esta “sorpresiva decisión” del Vicario de Cristo.

Señala que el hecho de que el Papa Francisco haya decidido nombrarlo Obispo de Tlaxcala en esta fecha en que se celebra la solemnidad del Corpus Christi, tiene para él un significado muy especial, en cuanto al servicio que le está solicitando el Papa y en cuanto al camino que habrá de seguir. “Es una gran sorpresa para mí, y más que sorpresa es un susto, que espero que se pase pronto; con la gracia de Dios espero que venga a mí la paz, y espero también poder llevar adelante este nuevo ministerio”.

Cabe señalar que el P. Julio César Salcedo está familiarizado con la entidad, sobre todo con regiones como Huamantla, de donde es originaria su señora madre. Señala que además ha estado anteriormente en algunas parroquias de la entidad, viviendo experiencias misioneras como formador durante la Semana Santa, especialmente en Apizaco, donde hay presencia de las religiosas josefinas, congregación a la que pertenece.

En cuanto a la religiosidad popular tan extendida en el estado de Tlaxcala, señala que le gusta mucho, debido a que es una de las expresiones de fe del pueblo sencillo, que de esa manera expresa su profundo amor a Dios, y su gran sentido de comunidad. “Estas manifestaciones son una riqueza que expresan la fe del pueblo; pero hay que saber interpretar y discernir todo lo que el pueblo fiel está expresando con este tipo de tradiciones religiosas”.

El P. Julio César Salcedo también habló sobre la próxima canonización de los tres Niños Mártires de Tlaxcala. Al respecto, dijo que esto es un don para la Iglesia que peregrina en el estado, para la Iglesia que peregrina en México, y para la iglesia que peregrina en todo el mundo; “yo creo que este acontecimiento me va a iluminar para saber la forma en que he de servir en esta Iglesia, para poder valorar todo el recorrido que se ha hecho en la diócesis; definitivamente, esta canonización es fruto de la fe de este pueblo, de su entrega generosa a Dios; y para mí significa un signo palpable del Señor, ya que se dará al inicio de mi ministerio episcopal”.

Finalmente, el P. Julio César Salcedo Aquino pide a todos los sacerdotes de la entidad estar abiertos a los dones del Espíritu, que es el que guía a todas las comunidades eclesiales; “no somos nosotros ni nuestras iniciativas, sino nuestra capacidad de discernimiento, nuestra capacidad de ser sensibles a la voz del Espíritu, para saber qué es lo que quiere en esta hora, en este momento y en este nuevo caminar. A los fieles les pido, ante todo, que oren por mí, para que yo sepa servirles y discernir los signos de los tiempos; yo igualmente voy a orar mucho por esta comunidad que se me encomienda”.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar