TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

LUNES 5 Y 6
LUNES 27 DE FEBRERO DE 2017       09:07 PM      

Moral y opinión PDF Imprimir E-mail
Claudio Cirio Romero   
Martes, 06 de Noviembre de 2012 09:57

columnaClaudioJaime Sánchez Corral (a quien no tengo el gusto de conocer) en su columna de opinión publicada en el periódico digital Pulso titulada pretensiosamente “Calidad Moral” (así está escrito con mayúsculas iniciales en ambas palabras) aborda inteligentemente el caso de la reprobación de la cuenta pública de la CAIP Tlaxcala y por tanto me siento obligado, por la alusión que hace a mi persona, a precisar algunos aspectos de su comentario, que respeto, pero del que no concuerdo en términos generales.

Para mostrar mi ánimo de diálogo, antes que nada quiero destacar la coincidencia aunque con apreciaciones distintas.  Concluye Jaime que “Confiemos en que las autoridades competentes procedan como lo marca la ley y que los titulares de la CAIPTLAX se sometan a su rigor, para demostrar que nadie está por encima de las normas,…”  Mientras que yo escribí que “si el Congreso local decidió reprobar nuestra cuenta, yo respeto tal decisión y me atengo a las consecuencias legales que ello implique, pero manifiesto estar en contra de lecturas simplistas que pongan en duda la honestidad personal con la que he tratado de conducirme en mi quehacer público.  Y a mis amigos periodistas les manifiesto respeto a su trabajo aunque en ocasiones no esté de acuerdo con el manejo que dan a la información y por ello estoy a su disposición siempre para aclarar dudas.”

Según Jaime, nosotros carecemos de “la más mínima noción del concepto de legalidad”; yo tengo claro que mi actuar como Comisionado está apegado a ella y si alguna autoridad considera que no (como es el caso del congreso), entonces se debe proceder a demostrar que efectivamente la violento y si mediáticamente se me quiere condenar a priori, pues sencillamente yo expondré mi punto de vista, respetando el de otros y evitando caer en descalificaciones iracundas.

Precisando sobretodo la información para un debate serio, necesario en la sociedad democrática que construimos con dificultad, es que me pareció importante responder al columnista de Pulso.  Dice que “el comisionado Claudio Romero (supongo que se refiere a mi aunque haya olvidado mi primer apellido –Cirio- o quizá como muchos, piense que es un segundo nombre) anunció que se defenderán jurídicamente para evitar consecuencias penales, pues, según él, los diputados están equivocados, ya que nunca violaron la ley.”  No, lo que yo declaré a la prensa fue que (cosa que Jaime o cualquier otra persona puede corroborar si revisa el acta de la sesión del Consejo General en que comenté el asunto), instruimos a la Secretaría Técnica Jurídica de la propia CAIP Tlaxcala a preparar la defensa jurídica ante la eventual demanda que el Congreso realice en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tlaxcala.

En dicha defensa, sí he dicho y creo que no ofendo a nadie, tendríamos que demostrar que el Congreso se equivocó al reprobar nuestra cuenta.  O en su caso se equivocó al aprobar con salvedades las cuentas de los tres años anteriores dónde también se reportó el pago de los bonos, que es el aspecto que ocupa el mayor monto de lo que se nos cuestiona.

Por otro lado, respetando su opinión si es que alguno de mis compañeros comisionados lo ha hecho, yo le digo tajantemente a Jaime y a todos los que les interese el asunto, que dicho bono no lo considero pago de “horas extra”, sino más bien una compensación (“Igualar en opuesto sentido el efecto de una cosa con el de otra.” O “Resarcirse por su mano del daño o perjuicio que otro le ha hecho.” tal como define la Real Academia de la Lengua Española dicha acción).

Y ese es el asunto de fondo, el que trataremos de argumentar en nuestra defensa, según yo claro.  Invitaría incluso a Jaime a ahondar en esto comparando lo que ordena nuestra ley en la materia en su artículo 56 y lo que dice la del DF en el 68, en el contexto del artículo 127 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

A manera de introducción disculpen por auto citarme pero yo ya escribí que dicho asunto de fondo “se refiere a que nuestra ley en la materia, contiene un candado (que en sí mismo no es malo, sino todo lo contrario) respecto al salario de los Comisionados.  Dice la Ley de Acceso a la Información Pública para el estado de Tlaxcala (LAIP) vigente, en el segundo párrafo del artículo 56, que “Los comisionados en el ejercicio de su cargo recibirán una remuneración mensual, que no debe ser superior a la que perciben los jueces de primera instancia del Tribunal Superior de Justicia del Estado.”  Y a quienes indolentemente puedan ver en los bonos un “cariz obsceno” les convidamos un pequeño ejercicio de análisis comparado.  La ley respectiva del Distrito Federal, que los estudiosos del tema reconocen como de verdadera avanzada dice, en su artículo 68 que “Los emolumentos de los comisionados ciudadanos serán equivalentes al de Magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.” (Subrayado mío).

También le respondo directa pero respetuosamente a Jaime y con él a todos los que coinciden con él haciendo uso de su libertad de pensar y expresarse: no me pongo el saco cuando se cuestionan la “calidad moral” ((Del lat. morālis). 1. adj. Perteneciente o relativo a las acciones o caracteres de las personas, desde el punto de vista de la bondad o malicia.) de los comisionados de la CAIP Tlaxcala y mucho menos me siento aludido cuando se habla de nuestras “ínfulas de dignidad”.

Durante más de doce años he vertido mi opinión en periódicos locales y siempre estoy dispuesto al debate a pesar de descalificaciones fáciles que llegan incluso a meterse con asuntos personales.  Como funcionario público sigo pensando y actuando igual.

Y finalmente, también lo dejo muy claro: Yo acataré lo que las instancias jurisdiccionales determinen.  Aunque ante la opinión pública seguiré externando mi posición, que puede ser equivocada, pero que estoy dispuesto a contrastarla con otras aunque en ellas se difame a mi persona con calificativos no muy morales que digamos.

Y con gusto para Jaime y todos lo que quieran de verdad dar solución al problema de fondo estoy a su disposición en mi correo electrónico y mi número de teléfono celular institucional (2461358814).

e- mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
twiter: @ccirior

Última actualización el Martes, 06 de Noviembre de 2012 10:02
 

Comentarios  

 
0 #2 matheus 04-10-2016 20:52
Mi estimado Claudio, un abrazo y felicito tu labor periodística. Ojalá te puedas pone en contacto conmigo. Tenemos un problema en el fraccionamiento donde vivo con una constructora. Enhorabuena.
Citar
 
 
-1 #1 EL IZQUIERDOSO 07-11-2012 16:17
Hoy que leia detenidamente la columna CALIDAD MORAL, por la cual el COMISIONADO IZQUIERDOSO se molesto bastante, y considerando que por el simple hecho de hacer referencia a una NOTA perecida, dicho comisionado AMENAZA con demandar POR DAÑO MORAL, a su BUENA HONRA, No logro IMAGINAR que tipo de DEMANDA va a realizar contra JAIME SANCHEZ CORRAL por haberse ATREVIDO A escribir semejante columna, aunque lo que haya dicho se queda bastante corto, ya que hay mucha tela de donde cortar, para no solamente criticar el trabajo de la CAIPTLAX, NULO, OPACO, DE FICCION, DE CARICATURA, pero en fin, lo SIENTO POR aquerlos que se tomen el atrevimiento de criticar, por se van a encontrar con la furia del SUPER HEROE DE LA TRANSPARENCIA y su pretencion de normar el ejercicio periodistico. ¿CUANTAS DEMANDAS LLEVAMOS CLAUDIO POR LA OFENSA A SU HONOR? CUANTAS MAS habran . MUY PRONTO LO SABREMOS
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar