TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

MARTES 7 Y 8
MARTES 25 DE ABRIL DE 2017       01:28 PM      

A ritmo de sol y luna PDF Imprimir E-mail
Aurora Aguilar Rodríguez   
Martes, 09 de Octubre de 2012 08:13

 “¡Canta en la aurora rosada, canta en la tarde de plata, y cuando el sol, como un rey muera en su manto escarlata, mientras que la noche llega, ensaya un ritmo y un sueño!”
Delmira Agustini

columnaAuroraLa vida tiene ritmo. ¿Te has fijado lector? Todo el equilibrio del planeta se sustenta en el ritmo de vida. El cuerpo humano requiere de espacios de tiempo para desarrollar sus funciones. No se tiene sueño, energía, hambre, sed, necesidades fisiológicas, todo a un tiempo. El cuerpo necesita sus espacios, sus tiempos, su ritmo. Así también, la vida armoniza sus expresiones como las horas y la posición de los astros, las estaciones del año, la actividad de los seres vivos que lo poblamos, entre otras cosas. Latido de corazón, pestañeo, cadencia al hablar, todo tiene que ver con actividad y pausa, sonido y silencio, alegría y tristeza, éxitos y fracasos.

Sin ritmo, sin cadencia, sin latido, la existencia sería caótica. En tanto el ritmo nos da plataforma para nuestra diaria actividad, el respeto por él también trae beneficios  a nuestra cotidianeidad. Lo interesante es que lo hacemos de forma inconsciente. Fluimos con el ritmo que la vida nos marca; no nos preguntamos si es lo correcto. Natura misma nos ordena el actuar. Cuando vamos contra el ritmo esencial, natura nos cobra factura.

Richard Wiseman, investigador del Consejo Británico anunció los resultados de un estudio para medir la velocidad de marcha de miles de peatones en los centros de ciudades de todo el mundo, entre ellas Londres, Madrid, Singapur y Nueva York. El estudio demostró que esta unidad de medida es útil para determinar la velocidad de vida en una ciudad y que a mayor velocidad, los ciudadanos estaban menos dispuestos a ayudar a los demás y más propensos a enfermedades coronarias. Respecto a los datos de principios de los años noventas, la velocidad de vida ha aumentado en un 10% promedio en las ciudades monitoreadas, resaltando los casos de Cantón en China con un 20% y de Singapur con un 30% de aumento para el mismo lapso. Copenhague y Madrid, resultaron las ciudades más rápidas de Europa. No son temas menores. La velocidad de vida repercute directamente en la salud física de sus habitantes y en la salud social de los centros urbanos.

Bajar el ritmo...darse oportunidad de disfrutar la cadencia del ir y venir de los días...tomar conciencia de los milagros cotidianos vinculados al latido mismo del mundo...solo los seres humanos tenemos esa posibilidad. Es una lástima que la dejemos ir, o más allá, que la escondamos tras la capa de smog y de prisa que nos autoimponemos como condición sin la cual el éxito se convierte en quimera. Los seres felices -que a fin de cuentas son los verdaderamente exitosos- siempre se toman tiempo para gozar la vida. No conozco un solo ser que se asuma feliz que no se absorte con los minutos que dura la aparición o adiós de los rayos del sol sobre la tierra, o que no se admire de la belleza tan real como efímera y por ello doblemente apreciable que alcanza una flor o cómo se transforma en espléndido un ser que hasta hace poco daba sus primeros pasos.

El director del universo levanta la batuta y comienza el concierto de vivir...por ello lector, hay que dejarse envolver por la música del planeta. Te invito a despojarte de lo que solo es carga y quedarte con la esencia de tu ser y tu belleza interior. ¿Te has percatado de las personas que con solo sonreír iluminan un sitio? no necesitan cumplir cánones de belleza. Lo que si alcanzan es a ser uno con su tiempo y circunstancia...aceptan que la pauta de su vida se ordene con la cadencia de su entorno...se dan tiempo y con ello, alcanzan la armonía universal. Todos podemos...solo hay que elegir nuestro propio ritmo.

Fb: AuroraAguilar   Twitter: @AuroraAguilarR

Última actualización el Martes, 09 de Octubre de 2012 08:18
 

Comentarios  

 
0 #1 MERI G. 15-04-2014 09:18
Mucha reflexión y muy poca sencillez humana, preocúpate por lo que acontece en tu alrededor y después profundizas, recuerda la solicitud que te hicimos y nos respondiste negativamente pero esperemos que así sea la respuesta que reciban en tiempo de elecciones.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar