TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

SÁBADO 9, 0 Y P
SÁBADO 27 DE MAYO DE 2017       12:34 PM      

Transparencia y rendición de cuentas PDF Imprimir E-mail
Mayra Romero Gaytán   
Domingo, 13 de Mayo de 2012 22:16

columnaMayra2En vías de poder consolidar el sistema democrático mexicano, en los últimos años, nuestra sociedad ha experimentado un fenómeno gradual y paulatino de transformación en sus instituciones políticas de representación popular, que le han permitido identificarse como una sociedad cada vez más democrática.

El surgimiento de instituciones públicas en las que se han delegado la operación de funciones medulares del Estado en beneficio de la sociedad es una clara muestra de esta evolución. Es así como los organismos públicos autónomos han venido a redefinir la teoría clásica de la división de poderes.

Al emanar de la sociedad misma estos órganos tienden a consolidar el papel del ciudadano común en las tareas ineludibles del estado, por lo que deberán observar una clara independencia de cualquiera de los poderes.

Los organismos públicos autónomos han ido surgiendo en base a carencias que redundan en necesidades propias de las personas que viven en sistemas democráticos, es decir:

Ante la ausencia de la defensa del respeto a los derechos humanos de las personas, surgen las comisiones de derechos humanos.

Ante la incapacidad del estado de realizar elecciones limpias y confiables, surgen los institutos electorales.

Ante la exigencia de que los servidores públicos rindan cuentas, surgen las comisiones o institutos garantes del derecho de acceso a la información pública y la protección de los datos personales.

Todos ellos son formados por ciudadanos y además de la lógica autonomía presupuestaria, deben reunir características como:

-Autonomía de tipo jurídico-política, para crear sus propias normas jurídicas; autonomía administrativa, para organizarse internamente y administrarse de forma independiente; y autonomía financiera, para determinar sus propias necesidades y plasmarlas en su presupuesto.

-Deben formular sus propias normas jurídicas
-Deben contar con capacidad para autorganizarse y poder seleccionar a su personal
-Deben dictar sus propias políticas de acuerdo a sus funciones
-Deben estar integrados por personas con reconocido prestigio y reconocida trayectoria en la materia
-Las decisiones deben ser tomadas de forma colegiada
-No deben estar sujetos a las órdenes de ninguno de los tres poderes del estado para reafirmar su independencia y autonomía
-Deben presentar informes para mantener informada de su actuar a la ciudadanía
-Dichos informes deberán ser muy precisos en la aplicación de su presupuesto.

Como puede notarse, en las propias características de este tipo de órganos, están implícitos conceptos como la transparencia y la rendición de cuentas, que se erigen también como dos pilares en los que se basa la consolidación del sistema democrático mexicano. Ambas surgen a raíz de la necesidad y al mismo tiempo de la exigencia de conocer sobre el actuar de los funcionarios públicos.

La primera como la cualidad de hacer públicas las acciones de gobierno y la otra como la capacidad de las instituciones públicas para hacer responsables a los servidores públicos de sus actos encierran en sí la esencia de la conformación de organismos públicos dotados de autonomía, misma que no representa, para nada, el actuar fuera de los márgenes legales y los obliga a actuar regidos sobremanera a estos dos principios.

Así pues el compromiso de los organismos públicos autónomos con la transparencia y la rendición de cuentas consiste en que deben ser ellos quienes observen ambos principios en su actuación como organismos encargados de velar por la procuración y defensa de algunos de los derechos fundamentales de las personas.

El compromiso deberá estar ceñido y comprometido con acciones específicas y no sólo estar presente en el discurso ya que los términos en cuestión son, hoy en día, de uso común y corriente por muchos, sin reparar en la responsabilidad que encierra el simple hecho de mencionarlos.

Por eso los organismos públicos autónomos debemos, de forma obligatoria, fortalecer la transparencia en el ejercicio de recursos y contribuir en la construcción de una verdadera cultura de rendición de cuentas.

Última actualización el Lunes, 14 de Mayo de 2012 11:08
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar