TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

MARTES 7 Y 8
MARTES 25 DE ABRIL DE 2017       01:23 PM      

NO pueden frenar el robo de combustible PDF Imprimir E-mail
Roberto Desachy Severino   
Miércoles, 26 de Octubre de 2016 07:40

columnaRobertoDLa realidad es que, por alguna razón, Pemex no puede frenar el robo de combustible, como lo demuestra el hecho de que en algunos municipios, como Tepeaca, Esperanza, Acatzingo y San Matías Tlalancaleca se registra un aumento en la incidencia de este delito.

Cifras oficiales de Pemex demuestran que entre 2015 y 2016 apenas ha habido una leve disminución de casos de tomas clandestinas de combustible, ya que entre enero y octubre del año pasado se detectaron 326 saqueos de este tipo y, hasta el momento de escribir estas líneas, van 293.

El poliducto Poza Rica –Azcapotzalco, que abarca la sierra Norte del estado, lleva en 2016 un total de 10 tomas clandestinas en los municipios Ahuazotepec, Venustiano Carranza y Xicotepec de Juárez, aunque –al parecer- esta zona comienza a ser un problema para Pemex, porque en 2015 se encontraron 6 casos robos de combustible, lo que implica que se ha incrementado la incidencia.

SIERRA ORIENTAL: LA MECA DE LOS LADRONES DE COMBUSTIBLE

Tal vez el director de Pemex, José Antonio González Anaya, no lo sepa, pero el poliducto Minatitán-México, en el oriente y poniente de Puebla, se ha convertido en la meca de los rateros de combustible, ya que registra hasta ahora 283 Tomas Clandestinas (2016) en 12 de los municipios que lo conforman.

Ojo: en 7 de esos 12 municipios este año se logró reducir la incidencia de este delito, incluyendo Quecholac, donde en el 2015 iban 64 tomas clandestinas y, en 2016, van 50, aunque es de esperarse que su alcalde, el priísta Néstor Camarillo Medina, tenga el buen tino de caravanear el hecho de que dicho lugar es uno de los que peores números registra en este delito.

Sin embargo, en 5 municipios se ha incrementado esta felonía: Tepeaca, Acatzingo, Palmar de Bravo, Esperanza y Tlalancaleca. Por mucho, los peores municipios en este rubro son Tepeaca y Acatzingo, ambos gobernados por el PRI a través de David Huerta y Carlos Alejandro Valdés Tenorio, respectivamente.

En este 2016 en Tepeaca se han encontrado 72 tomas clandestinas de combustible y en Acatzingo van 59, cantidades mayores a las que se detectaron el año pasado. Es en el municipio de David Huerta, gran aliado político del diputado federal priísta Alejandro Armenta Mier, donde este delito se ha multiplicado más.

TAMBIÉN ALCALDES PANISTAS Y DE MOVIMIENTO CIUDADANO, EN PROBLEMAS

Pero ediles emanados de otros partidos, como PAN, Social Integración y Movimiento Ciudadano tampoco han podido con este delito. Así, el de Palmar de Bravo, Pablo Morales Ugalde (PSI), en el 2015 su municipio sumó 32 tomas clandestinas entre enero y octubre y, hasta ahora, ya superó esa cifra al alcanzar las 37.

En San Matías Tlalancaleca el presidente Oscar Anguiano Martínez, surgido del PAN y candidato perdedor a la diputación federal en el 2015, debería estar preocupado, debido a que mientras entre enero y octubre del año pasado “solamente” se detectaron la ordeña de 2 tomas clandestinas de Pemex; para esos meses, pero del 2016, dicha cifra se cuadruplicó (8).

Y situación similar vive Eduardo Barojas Huerta, edil de Esperanza (MC), ya que para estas fechas del 2015 su municipio sumaba 5 casos detectados de robo de combustible. En contraste, este año ya van 19.

Este contexto deja claro que el delito del robo de combustible debería ser una prioridad para Pemex y el gobierno federal, en especial la PGR y la secretaría de Gobernación, que –al menos en teoría-tendrían que apoyar a los ayuntamientos donde se focaliza este problema.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Roberto Desachy Severino

Columnas anteriores...

Banner
Banner
Banner
Banner