TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

SÁBADO 9, 0 Y P
SÁBADO 29 DE ABRIL DE 2017       06:20 AM      

Quebranto patrimonial en Tehuacán PDF Imprimir E-mail
Roberto Desachy   
Lunes, 02 de Enero de 2017 21:00

columnaRobertoDSi la Auditoría Superior del Estado, el Congreso local y la Fiscalía de Puebla (FGP) quieren ir realmente al fondo del supuesto quebranto patrimonial contra el municipio de Tehuacán cometido por la presidenta Ernestina Fernández y su marido Álvaro Alatriste, una línea de investigación obligatoria y prioritaria debe ir hacia Rayo Fernández, la hermana de la alcaldesa y a quien el mismo “Monstruo de la política” dice tenerle especial afecto: Niegan amparo a Ernestina Fernández Méndez; la presidenta de Tehuacán puede ser destituida por el Congreso local.

A finales del año pasado, la Auditoría Superior del Estado y la Legislatura local iniciaron el proceso de responsabilidad administrativa contra Ernestina Fernández, acusada por no solventar casi 102 millones de recursos públicos que debió ejercer en beneficio de los ciudadanos de Tehuacán en el 2014: Congreso podría inhabilitar a Ernestina Fernández, presidenta de Tehuacán, hasta por 12 años.

Diversas fuentes ABSOLUTAMENTE confiables señalaron a DEBATE la urgencia de que las investigaciones determinen de dónde obtuvo la hermana de la presidenta, Rayo Fernández Méndez, el dinero para construirse una casa en una de las zonas más caras, exclusivas y novedosas de Tehuacán: residencial las Garzas.

HERMANA DE ERNESTINA Y SU SOSPECHOSA MANSIÓN

Rayo Fernández era secretaria particular de Ernestina –claro caso de nepotismo cometido por la presidenta- hasta que alguien le recomendó que no podía poner a su hermana en ese cargo. Pero es poco o nada creíble que en su paso como burócrata del ayuntamiento haya juntado lo suficiente para mandarse a hacer lo que –juran en Tehuacán-es una mansión enorme en residencial Las Garzas.

Los tehuacanenses acusan que dicha propiedad es de Rayo y su pareja sentimental, Jorge Pérez Merchánt, quien –faltaba más- también ha sido exhibido como contratista del ayuntamiento: Alcaldesa de Tehuacán paga 11 mdp a novio de su hermana.

Rayo es la hermana menor e Ernestina y son muy unidas. La primera hija de Rayo se llama María José Alatriste Fernández y quien aparece como su papá –desde el punto de vista legal- es el mismo Álvaro Alatriste, el marido de la presidenta municipal, que “generosa” lo prestó a su hermana para que registrara a la niña.

Los adictos a la “pareja presidencial” de Tehuacán argumentan que Álvaro le dio su apellido a su sobrina solamente porque aprecia a Rayo, para que no apareciera como hija de madre soltera y niegan que sea su padre biológico, aunque las malas lenguas aseguran que esta posibilidad es más que real, ya que Rayo vivió con Ernestina y Álvaro hasta hace unos 4 años.

SEGUIR LA HUELLA DEL DINERO

Incluso, la hija de Rayo es un poco mayor que la de Ernestina y, si usted se pregunta si se parece físicamente al “Monstruo”, las voces tehuacanenses aseguran que no, que no hay mucho parecido con Álvaro…pero que ello no implica nada, debido a que la hija de Ernestina tampoco luce como el papá.

Pero más allá de este enredo familiar de hijos, registros, parecidos, etc, lo que más intriga a la atención de la gente en ese municipio es ¿de dónde surgió la bonanza económica de Rayo Fernández y Jorge Pérez Merchant, ya que en muy poco tiempo se hicieron de una “constructora” y de una empresa de “consultoría” que, curiosamente, tuvo su bonanza en el trienio de Ernestina.

El exclusivo fraccionamiento Las Garzas se ubica en avenida Vía Puebla a un costado del Club de Golf Vista Verde y apenas hay 4 casas, lo que confirma que muy poca gente tiene los recursos para construir ahí. Y eso que, desde siempre, Tehuacán se caracteriza por una clase pudiente muy fuerte.

Así que a la hora de investigar el presunto quebranto patrimonial contra ese municipio y de encontrar quién controla la obra y los programas de gobierno, el Congreso local y la Fiscalía de Puebla deberán ir a fondo en lo referente a las conexiones familiares de Ernestina Fernández y Álvaro.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Roberto Desachy Severino

Columnas anteriores...

Banner
Banner
Banner
Banner