TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

MARTES 7 Y 8
MARTES 27 DE JUNIO DE 2017       02:08 PM      

Imparable el endeudamiento del gobierno federal PDF Imprimir E-mail
Roberto Desachy Severino   
Miércoles, 15 de Marzo de 2017 20:25


columnaRobertoDY como lo "bueno" casi no se cuenta, pero cuenta mucho, como dice el clásico, quizás sea conveniente que la administración del presidente Peña Nieto dé a conocer que en el aspecto macroeconómico nacional hay 3 noticias: la buena es que hay un indicador que se mantiene en crecimiento permanente desde que Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray, José Antonio Meade y cía asumieron el control del país.

La mala es que dicho rubro es el de la deuda externa del gobierno federal de México y, la fea, es que en el 2016 se elevó más de 4 mil 400 millones de dólares, que cerró el año pasado en 86 mil 666 millones de dólares, cuando en diciembre del 2015 era de 82 mil 320 mdd, según cifras oficiales de la SHCP.

Nada ni nadie detiene la debacle económica del país bajo la gestión del priísta Enrique Peña Nieto, que se ha caracterizado por llevar a niveles históricos la deuda externa del gobierno federal. Veamos: a finales del 2012, cuando llegó a Los Pinos, dicho indicador era de 66 mil 016 millones de dólares y que, como ya se detalló, para diciembre pasado ya había crecido a 86 mil 666 mdd.

De acuerdo a expertos, la deuda interna consiste en las obligaciones contraídas por la administración federal a través de préstamos o créditos, con la peculiar característica de que son concedidos en moneda nacional.

TAMBIÉN LE CRECE LA DEUDA INTERNA; LA ELEVA MÁS DEL 50%.

Los créditos y préstamos son otorgados por entidades privadas mediante la compra de bonos gubernamentales (Cetes, Bondes, Udibonos, Bonos IPAB), que pueden adquirirse en tesorerías de empresas bien posicionadas, bancos, casas de bolsa, aseguradoras o administradoras de fondos para el retiro (afore).

La finalidad de que el gobierno federal use créditos y préstamos es que siempre necesita dinero, y si lo obtiene por medio de la emisión de billetes y monedas, se generaría más inflación y una fuerte devaluación en la moneda.

Y si se toma en cuenta que los gasolinazos peñistas son altamente inflacionarios, se entiende por qué la gestión de Peña Nieto recurra al endeudamiento interno cuando necesita efectivo, ya que uno de los dogmas de fe del sistema económico neoliberal es –en la medida de lo posible-evitar el aumento de los precios.

Pero la deuda interna del gobierno federal también ya está en niveles históricos, de acuerdo a datos de la SHCP: en diciembre del 2012 ascendía a 3.5 billones de pesos, pero, 4 años más tarde, ya alcanzó los 5.3 billones de pesos:http://presto.hacienda.gob.mx/EstoporLayout/Layout.jsp.

Las cifras son contundentes: la administración peñista tiene más que hipotecado, comprometido, el futuro de los mexicanos, porque llevó a niveles históricos la dependencia de la economía nacional hacia instituciones y personajes extranjeros:http://desdepuebla.com/pena-nieto-el-peor-endeudador-de-mexico/130774/.

Última actualización el Miércoles, 15 de Marzo de 2017 20:52
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Roberto Desachy Severino

Columnas anteriores...

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner