TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

LUNES 5 Y 6
LUNES 29 DE MAYO DE 2017       10:34 PM      

La miserable manera en que Jorge Estefan agravió a Iván Galindo al intentar reprimirle PDF Imprimir E-mail
Roberto Desachy Severino   
Miércoles, 22 de Marzo de 2017 22:48

columnaRobertoD

Se puede estar o no de acuerdo con algunas decisiones y posturas del coordinador de los regidores del PRI en el ayuntamiento de Puebla, Iván Galindo Castillejos, pero desde febrero del 2014, cuando asumió el cargo, fijó una postura crítica que ha mantenido inamovible y que, curiosamente, le ha llevado a tener severos encontronazos severos no con los gobernantes en turno, sino contra 2 personajes y precandidatos priístas para el 2018: Enrique Doger Guerrero y Jorge Estefan Chidiac.

A finales del 2013 y comienzos del 2014, poco antes de que iniciara la gestión de Tony Gali Fayad al frente del ayuntamiento de Puebla, Galindo Castillejos se preparaba para asumir la regiduría del PRI cuando fue llamado por su supuesto defensor, el entonces diputado federal Enrique Doger Guerrero, quien le había incluido en la planilla del ex candidato perdedor, Enrique Agüera Ibáñez.

Doger Guerrero le ordenó que, poco después de tomar posesión de su puesto en Cabildo, renunciara, para que fuera suplido por su suplente en la lista, Gerardo Corte Ramírez, con quien –se supone- el ex presidente municipal de Puebla tenía un importante compromiso político-económico, que, quizás, hoy ya lo haya cumplido al meterlo en su equipo como miembro del cuerpo de gobierno del IMSS Puebla.
Iván Galindo rechazó la orden, con el argumento de que someterse a una maniobra así era indigno, además de que él no era (y no lo es) ningún "Juanito", como los que han utilizado el PRI y el mismo AMLO para obligar a renunciar a quienes ganan elecciones, con el objetivo de que los verdaderos candidatos, los suplentes, se queden con los cargos.

ESTEFAN CHIDIAC: NI LA CARA LE DIO A IVÁN GALINDO

El distanciamiento entre ambos fue inevitable, Doger Guerrero ordenó que no se le permitiera a Iván Galindo entrar a su oficina y el regidor comenzó a ejercer su cargo de una manera polémica, incómoda, pero con un aire crítico que lo mismo cuestionó al ayuntamiento de Puebla, al gobierno estatal de Rafael Moreno Valle, al sexenio fallido de Enrique Peña Nieto y a las dirigencias nacionales y estatales del PRI.

Por lo mismo, el 15 de agosto pasado, cuando Galindo Castillejos asumió la Coordinación Estatal de los Regidores del tricolor en los municipios donde son oposición, se suponía que el presidente del partido, Jorge Estefan Chidiac, sabía que Iván continuaría con su línea crítica y que lo apoyaba, porque él mismo aseguró públicamente que lo haría:http://desdepuebla.com/toma-protesta-ivan-galindo-como-coordinador-de-regidores-del-pri-en-municipios-de-oposicion/145830/.

El acuerdo entre Iván y Jorge Estefan era que el Comité Directivo Estatal respetaría la independencia política, discursiva y mediática de la coordinación de regidores y que dicha instancia tendría total libertad, para fijar posiciones en los temas de coyuntura. Galindo Castillejos asumió el cargo y le dio voz a los priístas que integran los Cabildos en ayuntamientos no dominados por el tricolor.

Pero bastó que Iván Galindo criticara a los diputados locales del PRI por aprobar la última cuenta pública del ex gobernador Rafael Moreno Valle, para que Estefan Chidiac se olvidara de su compromiso. Ni siquiera platicó personalmente con él ni le habló por teléfono, sino que hizo que uno de sus achichincles le diera un ultimátum:http://desdepuebla.com/diputados-aprueban-cuentas-publicas-del-ex-gobernador-rafael-moreno-valle-y-del-rector-de-la-buap/183631/.

DIRIGENTE DEL PRI GENERA MAYOR DIVISIÓN INTERNA

A finales de la semana pasada, a Iván Galindo le hablaron de parte de Estefan Chidiac para que se "definiera", porque –según la gente del presidente priísta- no podía ocupar un cargo dentro del Comité Directivo Estatal si continuaba con cuestionamientos hacia los legisladores locales, federales o las instancias directivas del partido a nivel local y nacional.

Evidentemente, este intento de censura, de represión política provocó la renuncia inmediata de Galindo Castillejos, quien se indignó –también- por el hecho de que la coordinadora de los diputados locales de su partido, Silvia Tanús Osorio, ni siquiera se molestó en tratar de explicar por qué avalaron la cuenta pública del gobierno anterior, después de que durante la pasada campaña por la gubernatura el PRI lanzó diversos cuestionamientos en ese sentido.

Este hecho no solamente dejó acéfala la coordinación de los regidores priístas en los ayuntamientos donde son oposición, sino que también ratifica que, como presidente del partido, Jorge Estefan Chidiac, se empeña en generar división, confrontación y polarización internas.

Última actualización el Miércoles, 22 de Marzo de 2017 22:55
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Roberto Desachy Severino

Columnas anteriores...

Banner
Banner