TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

LUNES 5 Y 6
LUNES 29 DE MAYO DE 2017       10:35 PM      

Eukid Castañón, firme en el equipo de Moreno Valle PDF Imprimir E-mail
Roberto Desachy Severino   
Domingo, 26 de Marzo de 2017 18:26

columnaRobertoD

En la lucha por la candidatura presidencial del PAN del 2018, el equipo compacto del ex gobernador Rafael Moreno Valle se mantiene unido, firme y es totalmente falsa la versión de que el diputado federal del blanquiazul Eukid Castañón Herrera haya sido separado del proyecto o que él mismo se hubiese alejado.

Castañón Herrera y su equipo son los responsables de las giras de RMVR y, en diversas ocasiones, el ex gobernador ha utilizado como centro de reunión y/o de trabajo la oficina del legislador federal panista en la colonia La Paz. Se ha procurado fortalecer la precampaña en el norte del país, porque se considera que en el centro y sur se tienen mayores avances.

Quien, efectivamente, no ha aparecido en la campaña de tierra es el diputado federal del PRD y ex titular de la SEP y de Gobernación, Luis Maldonado Venegas, aunque este hecho no implica que se haya desligado de RMVR o que no haga trabajo político para él, ya que –para las elecciones presidenciales del 2018- está muy vigente la posibilidad de que panistas y perredistas concreten una alianza, cuyo candidato podría ser el ex gobernador de Puebla.

Max Cortazar se mantiene al frente del área de Comunicación y el equipo de Moreno Valle está afinado, con un trabajo permanente que le ha permitido –aseguran- contar con buenos anclajes en los estados. Para ello, antes de visitar alguna entidad, se organiza una estructura que garantice que el evento sea exitoso.

RMVR no tiene nada qué perder, es el único de los 3 precandidatos presidenciales del PAN que sí ha ganado elecciones y deberá aumentar su arrastre popular, para vencer a los adversarios, Margarita Zavala y Ricardo Anaya, que se unieron alrededor de Josefina Vázquez por la coyuntura política del Estado de México.

Yunque: no traicionamos al PAN en el 2016

Como ya se ha señalado en varios espacios periodísticos, la inhabilitación del ex edil panista Eduardo Rivera Pérez por 12 años en el Congreso local está cerca de convertirse en un hecho, lo mismo que la supuesta expulsión de los 73 "panistas" que apoyaron a Ana Teresa Aranda (y con ella al PRI) en la pasada elección por la gubernatura.

Al respecto, fuentes bien informadas del llamado "panismo tradicional", mejor conocido como Yunque, aseguraron que confían en que la dirigencia nacional eche abajo la expulsión de los 73 presuntos miembros del partido que se sumaron a Ana Tere Aranda en los pasados comicios por la gubernatura:http://desdepuebla.com/eduardo-rivera-perez-con-la-traicion-en-la-frente/184518/.

Insisten en que el ex edil es presionado con sus cuentas públicas para que no sea candidato a algún cargo en el 2018, aunque también son conscientes –o dicen serlo- de que le sería muy difícil a Eduardo Rivera ganar una elección, ya que carga con la animadversión de Moreno Valle y del actual gobernador, Tony Gali, a quien se negó a apoyar en la campaña del 2016:http://desdepuebla.com/dano-patrimonial-de-eduardo-rivera-supera-los-90-millones-de-pesos-rosalio-zanatta/177530/.

Eduardo Rivera no defendió al yunque…sino hasta que se tocaron sus intereses

En el Yunque se admite que Rivera Pérez utiliza a los medios antimorenovallistas como un "escudo" político para protegerse de la inhabilitación del legislativo, aunque se insiste en que –si Josefina Vázquez Mota gana el Estado de México y Margarita Zavala es candidata presidencial en el 2018- se acrecentarían las posibilidades del ex alcalde de ir por la gubernatura.

Finalmente, los panistas tradicionales de Puebla negaron haber traicionado al PAN en el 2016 y señalaron que era "lógico" que Ana Teresa Aranda recibiera el apoyo de supuestos panistas, como Francisco Javier Torres Sánchez, Miguel Ángel Mantilla, José Felipe Puelles y Miguel Ángel Dessavre, estos últimos, por cierto, miembros destacadísimos del grupo político de Eduardo Rivera.

Las mismas fuentes cercanas a dicho grupo de la ultraderecha poblana NEGARON que en la pasada contienda por la gubernatura se haya recibido la instrucción de operar a favor de Blanca Alcala, Ana Teresa Aranda y/o contra Tony Gali y el blanquiazul e insistieron en que no hubo "línea" del Yunque para tratar de hacer perder al PAN.

Pero sí reconocieron que, durante años, Eduardo Rivera dejó morir solos a los panistas tradicionales y se fue con alegría a disfrutar del sol de Quintana Roo y a tejer alianzas nacionales con Margarita Zavala y cía…hasta que sus propios intereses políticos personajes fueron afectados con la amenaza de inhabilitación.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Roberto Desachy Severino

Columnas anteriores...

Banner
Banner