TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

LUNES 5 Y 6
LUNES 29 DE MAYO DE 2017       10:34 PM      

Eduardo Rivera Pérez emula a AMLO PDF Imprimir E-mail
Roberto Desachy Severino   
Domingo, 09 de Abril de 2017 19:17

columnaRobertoDDespués de la elección presidencial del 2006, cuando el IFE de Luis Carlos Ugalde, Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón le cometieron un cínico y evidente fraude electoral que le arrebató Los Pinos, el eterno candidato Andrés Manuel López Obrador mandó al diablo las instituciones, lo que le valió que el PAN calderonista lo ratificara como "un peligro para México" y emprendiera en su contra una campaña sucia que hasta hoy prevalece.

Por ello, es contradictorio e incongruente Felipe Calderón Hinojosa haya lanzado tuits de protesta e inconformidad contra el Congreso local, después de que una gran mayoría de diputados del PAN, PRI, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y Compromiso por Puebla el viernes pasado inhabilitara por 12 años y sancionara con más de 25 mdp al ex presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, por anomalías en su cuenta pública del 2013:
Felipe Calderón‏.

Más

La dirigencia del PAN debe actuar y castigar con todo rigor el hostigamiento e injusticia a @eduardorivera01 y a otros amigos poblanos.

Felipe Calderón‏.

Más

El hostigamiento a compañeros y amigos Panistas honestos como @eduardorivera01 es inaceptable. Peor si viene de supuestos miembros del PAN.

Quizás el expresidente de México no lo sabe por andar pegado a los placeres de Baco, pero la realidad es que su protegido, el efecto de su afecto, el ex edil Eduardo Rivera Pérez, actual delegado del CEN del PAN en el Estado de México, mandó al diablo a las instituciones a las que hace poco –hasta el 2010- perteneció: el Congreso de Puebla y la Auditoría Superior del Estado (ASE).

Eduardo Rivera Pérez: soberbia, autismo político y 51 anomalías en su cuenta pública del 2013
Serán la PGR, la Auditoría Superior de la Federación y la misma Fiscalía General de Puebla quienes determinen si el ex edil Eduardo Rivera Pérez robó o no dinero del erario público, pero la realidad es que él – que siempre dijo estar por la transparencia y la rendición de cuentas -no quiso justificar ante el Congreso local y la Auditoría Superior del estado el destino de los fondos manejados en el último año de su gestión.

Así lo demuestra el hecho de que se rehusó a comparecer ante el órgano fiscalizador, que lo citó el 3 de abril para llevar a cabo una audiencia de desahogo de pruebas, sin que el ex presidente municipal se dignara a presentarse, a pesar de que recibió la notificación en tiempo y forma.

Rivera Pérez fue diputado local y coordinador del PAN en el Congreso –por la vía plurinominal- en el trienio 2008-2011, por ello, llama la atención que haya decidido mandar a la ching…a una instancia colegiada a la que él mismo perteneció, porque,simplemente, decidió no contestar a los requerimientos de la Auditoría Superior del Estado.

Este columnista tiene copia del dictamen de inhabilitación de dicha instancia contra el ex presidente municipal de Puebla. Es un documento con 260 páginas que puntualiza no solamente las 51 irregularidades detectadas en su cuenta pública del 2013, sino que también precisa que ni siquiera intentó responder ante la autoridad legal competetente qué hizo con el dinero de los poblanos:http://desdepuebla.com/entre-la-inhabilitacion-de-eduardo-rivera-y-la-diputada-maritza-marin-en-la-escalera/188005/.

ÉL MISMO SE VICTIMIZÓ, MEDIATIZÓ Y POLITIZÓ SU CUENTA PÚBLICA

Desde que inició el análisis de sus cuentas públicas, él mismo se victimizó, mediatizó y politizó el asunto, al acusar a la Legislatura poblana de tener una campaña en su contra, en lugar de responder a los cuestionamientos de daño patrimonial y deficiencia administrativa que cunden en el dictamen del órgano fiscalizador: http://desdepuebla.com/no-me-van-a-doblar-rivera-perez/187950/

Las irregularidades y daños que la ASE encontró en la cuenta pública del 2013 de Eduardo Rivera Pérez son diversos: falta de documentación en el expediente técnico de obras, nula justificación del procedimiento de adjudicación de contratos de diversos trabajos de infraestructura, lo que genera sospechas fundadas de que le dio obras financiadas con recursos estatales y/o federales a sus constructores y empresarios favoritos.

También se encontró que no hubo documentación del procedimiento de licitación pública de diversas acciones de infraestructura, como la que el ayuntamiento riverista ejecutó en el Parque Bosques de San Sebastián, donde se gastaron 1 millón 612 mil pesos (IRREGULARIDAD 45), sin que el ex edil haya demostrado que los constructores que hicieron la obra estuvieran en el padrón oficial de contratistas de su administración.

Otro ejemplo: la anomalía 43 detalla que el ex edil hizo gastar casi 30 millones de pesos del Fondo Nacional Para la Cultura y las Artes en el supuesto mejoramiento de la imagen urbana del corredor Catedral-Paseo Bravo, sin agregar en el proyecto técnico de la obra los dictámenes, permisos y licencias correspondientes.

NULA TRANSPARENCIA EN LICITACIONES, OPACIDAD EN LOS RECURSOS OBTENIDOS POR EL PREDIAL

La irregularidad 42 abarca casi 18 millones de pesos por no presentar la documentación que justificara varias adquisiciones o licitaciones de diversas acciones de gobierno: diplomado para policía comunitario, obras del colector pluvial Chapulco, construcción del recolector de agua de lluvia en la colonia Francisco y Madero, aportación municipal de 5 millones de pesos para adquirir terreno en Azumiatla etc.

Una anomalía administrativa más – por 79 millones 796 mil pesos- le fue observada a Eduardo Rivera por documentación incompleta en el expediente técnico de obra y/o acciones en el pago de concesionarios de servicios de limpia y apoyo al Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL), pago de contraparte de aportación al programa Habitat Centro Histórico, convenio de adhesión al Subsemun, etc.

También se detectó un probable daño patrimonial por 2 millones 877 mil 640 pesos al no haber contrato de adquisiciones o arrendamiento por la elaboración de 2 diagnósticos técnico y participativo en el barrio de San Antonio, ya que se dieron centenes de miles de pesos a particulares: 57 mil pesos a Ark Atelier SA de CV, 104 mil pesos a Carlos Francisco Valverde Díaz de León, 104 mil a Marcial Márquez Ordoñez, etc.

De acuerdo al dictamen del ASE (irregularidad 1) encontró un posible daño patrimonial por más de 90 millones de pesos por un concepto muy delicado: el presuntamente no depositar en las cuentas bancarias de la tesorería del ayuntamiento de Puebla los ingresos obtenidos por el cobro de varias cuentas de predial y por las cuotas que se les piden a los comerciantes de los mercados.

EDUARDO RIVERA NO VE NI OYE AL CONGRESO NI AL ÓRGANO FISCALIZADOR

Así, en el dictamen del organismo fiscalizador se enlistaron varios números de cuentas de predial de personas que, supuestamente, lo habrían pagado, sin que dichos fondos llegaran a las arcas municipales. Incluso, se detalla que "las cuentas mencionadas presentan duplicidad en el código del Clasificador por Rubro de ingresos".

También es notorio que Rivera Pérez no quiso ¿o no pudo? responder al pliego de cargos y observaciones de la ASE, que detalla -en la gran mayoría de irregularidades encontradas- que "el maestro" (así lo llama) no presentó documento o elemento alguno para tratar de demostrar que había utilizado bien los fondos a los que tuvo acceso y por los que fue cuestionado e inhabilitado:http://desdepuebla.com/congreso-inhabilita-a-eduardo-rivera-y-lo-multa-con-mas-de-25-mdp/187962/.

En lugar de responder a los cuestionamientos del órgano fiscalizador y transparentar el manejo de los recursos públicos realizado durante su gestión, el hoy delegado del CEN del PAN en el Estado de México prefirió chillar, victimizarse, tirarse al piso y hacerse el ofendido, lo que obliga a preguntarse si no pudo o no quiso responder al pliego de observaciones y cargos.
Incluso, sería conveniente que Felipe Calderón, Margarita Zavala, Ricardo Anaya y demás apoyadores de oficio del ex edil de Puebla respondieran si ponen sus manos al fuego (o su propio patrimonio personal) en garantía de la supuesta "honestidad" de Eduardo Rivera Pérez.

Última actualización el Domingo, 09 de Abril de 2017 19:23
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Roberto Desachy Severino

Columnas anteriores...

Banner
Banner