TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

LUNES 5 Y 6
LUNES 29 DE MAYO DE 2017       10:35 PM      

Diputados federales del PRI y PAN poblanos PDF Imprimir E-mail
Roberto Desachy Severino   
Lunes, 24 de Abril de 2017 20:08

columnaRobertoDEs cruel, pero cierto: los diputados federales poblanos del PRI y PAN –junto con los de muchos otros estados del país-no se preocupan por la salud de las mujeres, tampoco por combatir las consecuencias de la violencia de género y, por el contrario, prefieren obligarlas a que den a luz a los hijos de los hombres que las violaron.

Solamente así se explica el hecho de que haya sido rechazado en la Cámara Baja ya en 3 ocasiones el dictamen con la propuesta para que -en todo el país- se legalice la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), como ocurre en la Ciudad de México (antes Distrito Federal) desde abril del 2007.

La historia no tiene pierde: los diputados federales del PRI-AN se han negado ya 3 veces a aprobar un dictamen, para reformar los artículos 46, 49 y 50 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia, para que en todo México sea legal el recurrir a una ILE (aborto) cuando el bebé sea consecuencia de una violación sexual.

Es entendible que los legisladores del PAN –fieles a su comportamiento confesional y mocho- se muestren reacios a dar a las féminas de todo el país la libertad de elegir si desean o no tener a un hijo producto de un ataque sexual. Pero es imperdonable que los “revolucionarios” del PRI tengan la misma actitud, producto de su temor por generar la ira de la iglesia católica.

Así, diputados federales como Víctor Giorgana Jiménez, Alejandro Armenta Mier, Carlos Barragán, Xitlalic Ceja -por el PRI- y Genoveva Huerta, Miguel Ángel Huepa, Juan Pablo Piña y demás -en el PAN-, entre muchos otros, han dado la espalda al género femenino al comportarse como "vigilantes de la moral pública" y de los intereses de la jerarquía católica mexicana, en lugar de asumir la realidad en materia de violencia sexual y, sobre todo, de respetar el derecho de las mujeres de elegir cuándo y bajo qué condiciones tener un bebé.

POBLANOS APOYAN ABRUMADORAMENTE LA ILE, CUANDO EL EMBARAZO ES PRODUCTO DE LA VIOLACIÓN

De acuerdo a información a la que DEBATE tuvo acceso, 7 de cada 10 habitantes de Puebla avalan la despenalización del aborto. El estudio fue realizado por la empresa Möller Mercadotecnia SC, teniendo como universo a los habitantes del municipio de Puebla, de 18 años en adelante. (Datos del año 2015, por lo que se presume que esta tendencia puede haberse incrementado).

Como en algunas otras entidades, en Puebla, el aborto es legal en casos de violación, según el artículo 343 del Código Penal; sin embargo, existen estados donde se limita este derecho, porque en 10 de ellos se establece que la ILE solamente será despenalizada si se hace en los primeros 3 meses del embarazo.

Incluso, en Tabasco, Durango, Sinaloa, Querétaro, San Luis Potosí, Michoacán, Nayarit, Tamaulipas, Zacatecas NO está incluida la violación como causal para que el aborto sea legalizado, según un informe de la ONG Grupo de Información en Reproducción Asistida (GIRE):http://informe.gire.org.mx/caps/cap1.pdf.

Y los embarazos productos del abuso sexual pueden ser más frecuentes de lo que se piensa, si se toma en cuenta que cada mes se denuncian –formalmente – más de 900 violaciones en el país. De acuerdo a datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), en enero de este año se interpusieron 939 denuncias por este delito ante el Ministerio Público (MP), mientras que en febrero se colocaron 916 querellas por la misma causa.

PUEBLA: CON BANDERA AMARILLA POR SU CANTIDAD DE CASOS DE VIOLACIÓN

La reforma legal que los diputados federales del PRIAN mandaron a la congeladora tenía el objetivo de “crear programas de capacitación y evaluación, así como promover y difundir, en todas las instancias de salud gubernamental, la aplicación de la norma oficial mexicana NOM-046-SSA2-2005. Violencia Familiar, Sexual y contra las Mujeres. Criterios para la Prevención y Atención, o la que la sustituya a ésta”.

Varios estados del país, como Baja California Sur, Chihuahua, Morelos, BCN, Campeche, Quintana Roo, Hidalgo, Zacatecas, Colima, EdoMex, Chiapas, Tamaulipas, Oaxaca y SLP tienen bandera marrón (la peor) o roja por su elevada incidencia delictiva de casos de violación por cada 100 mil habitantes.

Mientras tanto, Puebla es bandera amarilla en dicho indicador de violencia sexual hacia las mujeres, lo que ratifica que la entidad –lamentablemente- no está exenta de este tipo ataques, como lo demuestra el hecho de que en enero del 2017 se denunciaron 56 violaciones y, un mes más tarde, se interpusieron 52 querellas por este delito, de acuerdo a cifras del SNSP.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Roberto Desachy Severino

Columnas anteriores...

Banner
Banner