TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

MARTES 7 Y 8
MARTES 21 DE FEBRERO DE 2017       03:07 PM      

Estigma maldito PDF Imprimir E-mail
Víctor Hernández Tamayo   
Lunes, 28 de Noviembre de 2016 22:13

columnaVictorHdz3Tienen razón los pobladores de Tenancingo, en indignarse por el comentario de Joaquín López-Dóriga en Televisa.

Y es que en su programaSi me dicen no vengo”, del pasado jueves, el conductor arrasó con todo el pueblo.

Toda la población, se dedica a la trata de personas”, dijo El Teacher de manera irresponsable en televisión abierta.

En efecto, Tenancingo ha cobrado fama por la práctica del lenocinio, pero es un despropósito decir que todos son delincuentes.

Ahí habitan jefes de familia, mujeres y niños, que no están involucrados con la trata de personas.

En todo caso, muchos habitantes son igual de víctimas del descrédito social, por culpa de los padrotes que ahí habitan.

Aunque no son los únicos que lucran con la explotación de mujeres, también hay algunos activistas sociales que lo hacen.

Es el caso de la presidenta de la Comisión Unidos contra la Trata, Rosi Orozco, quien se ha beneficiado de ese flagelo social.

La ex senadora panista recibe donativos para -según ella- apoyar a víctimas, pero no se sabe el destino de los recursos.

A Rosi Orozco se le debe precisamente que a Tenancingo se le identifique como la “capital mundial de la trata”.

No se trata de minimizar el problema, pero tampoco de magnificarlo de manera desproporcional.

Es cierto que se han desarticulado redes que operan desde Tenancingo a Nueva York, y a otras ciudades de la República.

Pero de ahí a sostener que los lenones tlaxcaltecas dominan el tráfico de mujeres del mundo es otra cosa.

En ese estigma, tampoco se puede permitir la pasividad de las autoridades locales por atacar a las bandas de tratantes.

Más aún cuando saben dónde están los delincuentes, dónde viven ellos y sus familias que los solapan.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar