TwitterFacebookYoutubeFeed






HOY NO CIRCULA

SÁBADO 9, 0 Y P
SÁBADO 27 DE MAYO DE 2017       12:30 PM      

Perfiles PDF Imprimir E-mail
Victor Hernández Tamayo   
Martes, 13 de Diciembre de 2016 21:41

columnaVictorHdz3¿Qué tiene más peso en la integración de los equipos de gobierno, el perfil profesional o el oficio político?

En el gobierno de Alfonso Sánchez Anaya (1999-2005), el mandatario evaluó a los nuevos integrantes del gabinete perredista.

El resultado fue abrumador:

Los que tuvieron las más altas calificaciones, no siempre fueron los que dieron los mejores resultados en el equipo.

Es decir, quienes sobresalieron en el examen por tener el perfil adecuado para el cargo, fueron los peores funcionarios.

En cambio, quienes llegaron al puesto con oficio político tuvieron un mejor desempeño en las tareas de gobierno.

Hay otro antecedente nacional, en la Presidencia de la República panista de Vicente Fox Quesada (2000-2006).

Ahí, el mandatario recurrió a los Head Hunter, para cazar talentos en todo tipo de instituciones del sector privado.

Tampoco funcionó la fórmula, el gobierno panista dejó mucho que desear y el peso lo soportaron los que tenían oficio político.

Lo anterior viene a cuento porque Marco Mena tiene el reto de conformar un gabinetazo que dé resultados inmediatos.

El tiempo del nuevo gobierno estatal será muy corto, 4 años 8 meses, con poco margen para las improvisaciones.

El otro problema será el pago de cuotas a grupos que apoyaron la elección. Más aún porque ahí llegan muchos que no tienen ni el perfil, ni oficio político.

Beatriz Paredes lo resolvió de manera inteligente, dando carteras pero poniendo a uno de los suyos en el segundo sitio de importancia.

Al final, mientras los titulares se regordeaban y firmaban documentos oficiales, los otros eran los que dirigían las dependencias.

Ese esquema lo copió Héctor Ortiz Ortiz en su sexenio panista, con un secretario de Finanzas de puro membrete.

En ese aspecto, el gobernador Mariano González fue más práctico, pues mantuvo a sus funcionarios con alto nivel de exigencia, fueran propios o ajenos.

De ahí que son contados con los dedos los que iniciaron y los que terminarán el sexenio, pero de eso les contaremos en otra entrega..

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Última actualización el Miércoles, 14 de Diciembre de 2016 07:07
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Banner