MARTES 12 DE DICIEMBRE DE 2017 
HOY NO CIRCULA

columnaNayeli2014Juanita corta leña cerca del río desde hace 10 años, acarrea su agua, camina a casa.

Nadie le ha explicado que acabar con la vegetación, la obliga a caminar cada vez más para obtener el vital líquido. Paradójicamente donde más llueve es donde más pobreza hay.

Cambio Climático, que flojera muy complicado; suponemos que es un tema que sólo les importa a los pingüinos, imagínate si se derrite el antártico. No te preocupes, ya sucede.

H2O-  un elemento en la tabla periódica y también, un bien público con el que se hacen usufructos privados millonarios, la falta de agua se convertirá en un tema de seguridad nacional. 

No mañana, hoy ya lo es. 

Poco se sabe, pero en Jalisco y Guanajuato como en Puebla, ya se disputan la privatización a extranjeras para controlar el recurso natural. 

Te has preguntado, quién administra, controla, regula, comercia y otorga permisos a las refresqueras para embotellarnos el agua. 

Gracias a quién los Consejos de Cuenca -organismos ciudadanos creados para tomar decisiones sobre el agua- “operan” sin un peso en el país.

Si. Se trata de CONAGUA. La Comisión que opera como un comité concentrador de recursos -más de 40 mil millones de pesos anuales- y que en su actuar no sólo omite, sino que, permite la violación a la Ley General de Aguas. 

Para la CONAGUA llevar el servicio de agua potable es el único reto, sin contemplar el saneamiento de las aguas residuales o el desperdicio de 7 de cada 10 litros de líquido que se entuba para el consumo humano. 

Tampoco ha mostrado interés sobre el hecho de que los mantos acuíferos estén siendo sobreexplotados, otorgando usufructos privados de elementos públicos como el agua.

El vital líquido es ya, más valioso que un metal. La industria refresquera ha reportado en los últimos 16 años, tasas de crecimiento al 1.2% del PIB nacional. 

Sin contar el cúmulo de ciudades y municipios donde el agua es utilizada a diestra y siniestra, sin que los ingresos por uso sean auditados. 

Que el agua llegue hasta su casa no es un milagro. Que los ríos se contaminen tampoco. 

Las empresas pagan permisos federales para la descarga de aguas residuales, pero una vez instaladas la contaminación llega a los drenajes de los municipios. La CONAGUA no se encarga de limpiar. 

Urge un pacto nacional respecto del uso que le damos al agua. Tomar en cuenta a los consejos de cuenca, reformar la ley general de aguas, descentralizar los recursos que opera CONAGUA, dar facultad a los municipios para sancionar empresas, reforestar, prohibir la explotación de los mantos, usar el agua de lluvia y dar tratamiento y reutilizar las aguas residuales. 

Lo que pasó en Juchitán http://bit.ly/2kukULf  no está lejos de ser una realidad para todo el país. No esperemos a pagar por el agua en expendios privados. 

Luchar por ella es un imperativo ético.

Hasta la Próxima…

@nayecuca89

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2smodern
Subir